miércoles, 26 de junio de 2013

Arroz con leche

Uno de los postres que mejor le quedan a mi madre es, sin duda, el arroz con leche. Y mi hermana, fan total de este arroz, es capaz de comerse tazones inmensos durante días... misterios de la naturaleza.
Esta versión que os traigo hoy no es la receta de mi madre (top secret) sino otra que he probado últimamente y me ha gustado mucho también. La diferencia está en el toque de la leche condensada, mmmm...



INGREDIENTES (4 personas):
1 Litro de leche
1 Taza de arroz
250 ml. de nata líquida
1 rama de canela
Piel de un limón
450 ml. de leche condensada

El método de preparación es sencillo y seguro que todos lo sabemos: ponemos a cocer la leche junto con la nata,  la rama de canela y la cáscara de limón. Cuando empiece a hervir añadimos el arroz y mantenemos la cocción alrededor de 45 minutos a fuego suave.

Cuando vaya estando hecho, hacia el final de esos 45 minutos, añadimos la leche condensada, sin temor! La verdad es que le da un toque muuuy bueno, con una cremosidad... mmmm... Obviamente, con la leche condensada no hace falta añadirle azúcar, podríamos sufrir una muerte por dulzor (lo cual sería muy bonito, por otra parte...).

Cuando haya pasado el tiempo (y comprobéis que el arroz está a vuestro gusto) retiramos la canela y la cáscara del limón. Dejamos enfriar y servimos como más nos guste, con un toque de canela o sin ella (con ella mejor, no??). Disfrutad!
V.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada